La FP que queremos

–Innovación y orientación

  1. Alumnado
    • Articular y flexibilizar los ciclos formativos para que el alumnado pueda realizar lo que le interesa, ampliando la oferta en diferentes modalidades: presencial, semipresencial y a distancia.
    • Facilitar el acceso del alumnado a la formación que les pueda interesar, aunque no dispongan de ella en su zona más cercana, mediante ayudas para el transporte, alojamiento, etc.
    • Establecer un plan de transición antes de cursar la FPB donde se establezcan unos contenidos mínimos adquiridos y repensar los itinerarios posibles después de cursar FPB (FP Básica) para facilitar el acceso en los ciclos de Grado Superior, puesto que en la actualidad hay muchas trabas para seguir con determinados estudios.
    • Incrementar acciones formativas de taller y otras que impliquen las TIC. En cuanto a los CFGS, a pesar de que no se pueden desatender los contenidos teóricos, habría que reforzar los contenidos y habilidades prácticas.
    • Reforzar los contenidos y competencias profesionales a lo largo de todo el ciclo en el periodo de FCT, que es el principal momento educativo para desarrollarlos.
    • Mejorar la orientación al alumnado en relación a la empresa donde le puede interesar más llevar a cabo las FCT, no sólo por proximidad sino por posible continuidad y/o aprendizaje.
    • Elaborar los horarios por parte de los equipos directivos que tienen que tener en cuenta que el profesorado de FCT necesita tiempo suficiente para poder hacer las visitas a las empresas y, así, hacer un seguimiento más adecuado de la formación del alumnado en prácticas.
    • Revisar y actualizar, en relación a las exenciones en la realización de las FCT, la Orden 77/2010, de 27 de agosto, de la Consejería de Educación, por la cual se regula el módulo profesional de Formación en Centros de Trabajo (FCT) de los ciclos formativos de Formación Profesional, de las enseñanzas de Artes Plásticas y Diseño y de los Programas de Cualificación Profesional de la Comunidad Valenciana.
    • Mejorar la competencia comunicativa oral y escrita en inglés, a partir de situaciones comunicativas reales.
    • Reforzar la orientación en los centros educativos, pasando de uno a dos orientadores u orientadoras, una persona de las cuales tiene que estar especializada en FP.
    • Crear una línea de becas formativas destinadas al alumnado de FP con desventajas socioeconómicas más grandes para facilitar la elección de estudios que se quieren cursar.
  2. Familias
    • Potenciar las campañas de publicidad para valorar la FP, mediante los medios de comunicación (televisión, radio, etc.) y las redes sociales.
    • Informar y difundir la oferta de FP también en el ámbito local como por ejemplo desde los ayuntamientos y los Centros de Información Juvenil.
    • Transmitir la información de manera atractiva y accesible para que anime a la gente a optar por la FP.
    • Recuperar actividades como la de las ferias educativas (FÓRMATE, EDUCA EMPLEA, etc.) o iniciativas parecidas.
    • Dar información no solamente sobre los ciclos, los centros, etc., sino también sobre las diferentes salidas profesionales y los itinerarios formativos hasta la Universidad. Por eso es muy importante la formación de los orientadores u orientadoras en estos aspectos.
    • Dotar de personal que pueda asumir verdaderamente la tarea de la orientación hacia cada miembro del alumnado y sus familias en cuanto a todas las opciones que tiene en relación a su itinerario, en los centros o a nivel local.
    • Hacer orientación sobre la FP en distintos periodos y no solamente al final de la ESO.
    • Promover actividades de puertas abiertas en los centros de FP y de Enseñanzas de Régimen Especial, destinadas al profesorado, a los profesionales y las profesionales de la orientación educativa, al alumnado de ESO y a sus familias.
    • Informar a las familias que apuestan por que sus hijos o hijas hagan una formación artística reglada que, actualmente, estos estarán haciendo un doble currículum con todo lo que comporta en cuanto a la compatibilización entre ambas formaciones.
    • Aumentar los recursos y el presupuesto que se destina a las Enseñanzas de Régimen Especial.
  3. Centro educativo
    • Pensar la orientación en términos de proyecto de vida del alumnado, en línea con lo que dice la UNESCO, organismo que ha apuntado la importancia de empoderar al alumnado.
    • Dar un mayor papel en la orientación laboral a los departamentos de FOL, en colaboración con otros miembros del profesorado que podrían encargarse de prestar una orientación más académica.
    • No limitar la orientación a informaciones más o menos puntuales, sino que tendría que capacitar al alumnado de una forma clara en relación a la configuración de itinerarios académicos y profesionales. Por eso, los orientadores y las orientadoras tendrían que ser más bien formadores y formadoras. También se utiliza el término coaching, entendiendo éste como el proceso dialógico mediante el cual el coach genera las condiciones para que el alumnado busque el camino para lograr los objetivos fijados haciendo uso de los propios recursos y habilidades fuertemente apoyados en la motivación, responsabilidad y creatividad.
    • Formar a los orientadores en cuanto a cualificaciones profesionales, familias profesionales, etc. para poder orientar al alumnado, no sólo en sus capacidades académicas, sino también en sus competencias, habilidades y destrezas.
    • Aprovechar diferentes estrategias, como por ejemplo, las historias de vida de antiguo alumnado que explique su itinerario y el papel de la formación o jornadas de puertas abiertas para favorecer el encuentro del alumnado con otros agentes sociales.
    • Involucrar al profesorado y repensar la composición y las atribuciones de los consejos de orientación.
    • Dar un mayor reconocimiento profesional y un mayor apoyo a la figura del orientador o la orientadora en relación a la FP y Enseñanzas de Régimen Especial.
    • Favorecer que el SERVEF tenga un papel relevante en la formación de los orientadores y orientadoras, ampliando así el conocimiento de los itinerarios profesionales en relación a los ciclos y sus salidas laborales. Pensar acciones formativas para las familias, las cuales tienen
      un rol importante en las elecciones de los itinerarios formativos de sus hijos e hijas. Así, se propone la necesidad de pensar en acciones informativas dirigidas a las familias.
    • Facilitar las visitas de organizaciones y asociaciones, para que conozcan la estructura y las necesidades de las empresas con el fin de orientar en cuanto a los diferentes ámbitos profesionales y sobre las ofertas de inserción laboral.
    • Empezar la orientación antes de lo que se hace en la actualidad y no hacia el final del curso ni hacia el final de la ESO.
    • Realizar visitas en otros centros o empresas antes de la elección de ciclo, de forma que se amplíe el conocimiento del alumnado sobre las salidas laborales y sobre la aplicación práctica de los distintos ciclos.
    • Trabajar en las tutorías aspectos vinculados con la orientación en la doble dimensión: académica y profesional.
    • No usar la Formación Profesional Básica como una medida compensatoria dirigida a contener alumnado que no se puede o no se quiere enviar a otros niveles. En este sentido, es
      muy importante que el profesorado de Formación Profesional Básica tenga una buena formación para potenciar en el alumnado el trabajo en equipo, las habilidades sociales, etc.
  4. Entorno
    • Planificar y organizar actividades donde el alumnado y el profesorado se relacionen con las empresas para saber qué se pide en el mundo laboral (visitas, intercambios, ferias, foros, etc.) para tratar temas relacionados con la FP: futuras ocupaciones, necesidades de la empresa, qué espera el alumnado de la incorporación al mundo laboral, etc.
    • Involucrar antiguo alumnado activo en la formación en las aulas. Los casos de éxito de antiguo alumnado tienen que ser visibilizados: el antiguo alumnado son agentes muy cercanos al alumnado en curso y pueden compartir experiencias directas.
    • Eliminar la convalidación del módulo de FOL del Grado Medio al Grado Superior. Si el mundo laboral y de la empresa tienen tanta importancia en estos niveles formativos, los contenidos de estos módulos en los Ciclos de Grado Medio y Superior tendrían que ser distintos y adaptados al nivel formativo.
    • Preparar un plan formativo personalizado para las personas con diversidad funcional y a ser posible sobre un puesto de trabajo adaptado en los diferentes sectores empresariales.
    • Potenciar la capacitación en lenguas extranjeras del alumnado dentro de las familias, para permitir el acceso a programes europeos (Erasmus+, etc.) y facilitar el acceso al espacio
      europeo de trabajo.
  5. Tarea educativa
    • Diseñar un perfil de orientación laboral y profesional que pueda ofrecer una orientación profesional completa.
    • Desarrollar la colaboración de los Centros Educativos con el SERVEF, facilitando los elementos, dotaciones y servicios necesarios para el buen funcionamiento de la misma .
    • Apoyar al alumnado de FPB con personal especialista no docente, de acuerdo con el Modelo Social Valenciano.
    • Instar a la Administración educativa valenciana a que revise el modelo de formación y selección del profesorado, sea el máster o el curso de especialización didáctica para el profesorado técnico.
    • Instar a la Consellería de Educación a que coordine a las universidades para acordar y unificar la realización del prácticum.

ORDEN 46/2012, de 12 de julio, de la Consejería de Educación, Formación y Ocupación, por la cual se regulan determinados aspectos de la ordenación de la Formación Profesional del sistema educativo en la Comunidad Valenciana.
ORDEN 77/2010 de 27 de agosto, de la Consejería de Educación, por la cual se regula el módulo profesional de Formación en Centros de Trabajo (FCT) de los ciclos formativos de Formación Profesional, de las Enseñanzas de Artes Plásticas y Diseño y de los Programas de Cualificación Profesional Inicial en el ámbito territorial de la Comunidad Valenciana.
ORDEN 78/2010, de 27 de agosto, de la Consejería de Educación, por la cual se regulan determinados aspectos de la ordenación y organización académica de los ciclos formativos de Formación Profesional del sistema educativo en el ámbito territorial de la Comunidad Valenciana.
ORDEN 79/2010, de 27 de agosto, de la Consejería de Educación, por la cual se regula la evaluación del alumnado de los ciclos formativos de Formación Profesional de sistema educativo en el ámbito territorial de la Comunidad Valenciana.