La FP que queremos

–Políticas

  1. Alumnado
    • Instar a las administraciones central y autonómica, junto con los agentes sociales, para que se comprometan a hacer la revisión periódica (cinco años) de los títulos y de los diseños curriculares.
    • Trasladar al Estado la necesidad de una estructura organizativa autónoma y flexible en cuanto a la organización modular respecto a los títulos y currículums, para adaptarlos a las necesidades del alumnado y del entorno.
    • Revisar la regulación propia de la evaluación que permita flexibilizar la matriculación y promoción de primero a segundo curso, de acuerdo con la Orden 79/2010, de 27 de agosto, de la Consejería de Educación, por la cual se regula la evaluación del alumnado de los Ciclos Formativos de Formación Profesional del sistema educativo en el ámbito territorial de la Comunidad Valenciana.
    • Incorporar contenidos desde la orientación educativa que ayudan a trabajar aspectos relacionados con el género especialmente en las elecciones de títulos.
    • Planificar políticas de gestión educativa para hacer posible el acceso a las enseñanzas de Formación Profesional y Enseñanzas de Régimen Especial del alumnado con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo (NESE) y diversidad funcional sin que en ningún momento se rompa el principio de equidad e igualdad entre todo el alumnado.
    • Diseñar o flexibilizar la manera en que el alumnado con NESE pueda obtener certificados de profesionalidad, de competencias o certificaciones de módulos o partes de estos, teniendo en cuenta los objetivos que no pueda lograr.
  2. Familias
    • Desarrollar procesos de información pública sobre las ventajas de estudiar Formación Profesional, con una doble visión: como un itinerario para la inserción en el mundo laboral de manera cualificada y como otra vía para poder acceder en la Universidad.
    • Disponer de materiales prácticos adecuados a la sociedad actual en cuanto a presentación, formatos y canales de difusión: materiales interesantes y atractivos, formatos de difusión (publicaciones, libros, etc.) y difusión vía redes sociales.
    • Hacer efectivas las ayudas para la adquisición de equipamiento de uso individual obligado para la realización de los estudios en el centro educativo y para cubrir gastos como por ejemplo desplazamiento, dietas, etc., durante la realización de la Formación en Centros de Trabajo..
  3. Centro educativo
    • Ampliación de la red de centros que ofrecen de forma integrada enseñanzas de FP del sistema educativo y para la ocupación, con un criterio estratégico territorial que posibilite la adecuada accesibilidad de la ciudadanía a una oferta formativa integrada que alcance en cada territorio la mayoría de las familias profesionales.
    • Ampliar la oferta y permitir la implantación a distancia de determinados ciclos, sin la necesidad previa de implantación de la modalidad presencial de estos.
    • Hacer un inventario actualizado de los centros donde se imparte Formación Profesional y comprobar que los Ciclos Formativos disponen de los espacios mínimos que marca el currículum de cada ciclo y que están correctamente dotados. Dotar a todos los centros de Formación Profesional de las instalaciones, equipos y herramientas que se recogen en el título y currículum para garantizar los estándares de formación máximos.
    • Potenciar la autonomía de los centros para poder disponer de programas informáticos y de equipamientos actualizados y adaptados a la realidad del mundo empresarial, bien por compra o bien por renting. Esta autonomía tiene que favorecer que los procedimientos de dotación sean menos rígidos y las necesidades se cubran realmente.
    • Repensar los espacios educativos para que permitan desarrollar nuevas metodologías, sobre todo, en el sentido de permitir dinámicas de trabajo colaborativas.
    • Reconocer las Enseñanzas de Régimen Especial de Música y Danza como una Formación Profesional de Grado Superior, dado que es equiparable en número de horas a ésta.
    • Ampliar la oferta de las Enseñanzas de Régimen Especial y conservar la actual oferta en los centros y las instalaciones que ya existen.
    • Crear nuevos espacios que permitan la integración de las enseñanzas obligatorias y las de régimen especial (como se hace en Enseñanzas Deportivas) o bien una oferta integrada de formación donde puedan compatibilizarse ambas modalidades formativas.
    • Mantener la oferta formativa de los grados elementales de las Enseñanzas de Régimen Especial tal y como está dentro de los centros específicos (conservatorios de Música y Danza), para garantizar una oferta pública adecuada.
    • Revisar y actualizar el perfil de la inspección específico de FP y de ERE, que conozca y comprenda la Formación Profesional y los ERE, su complejidad, sus necesidades y los recursos específicos asignados, tanto en Centros Integrados Públicos de FP (CIPFP), como en centros de Secundaria con FP y en centros de Enseñanzas de Régimen Especial.
  4. Entorno
    • Recuperar los observatorios o consejos comarcales o intercomarcales constituidos por representantes de la Administración, los sindicatos y las patronales con el fin de conocer las necesidades formativas que pide el sistema productivo y de hacer propuestas.
    • Proponer una mayor implicación a la Administración en la realización de la Formación en Centros de Trabajo (FCT), articulando incentivos para las empresas y también ayudas para el alumnado.
    • Establecer por parte de la Administración, por lo que respecta al desarrollo de la FP Básica (FPB), conciertos con empresas públicas, privadas, organizaciones no gubernamentales, etc.
    • Crear, en aquellos centros donde no existe Jefatura de estudios de FP o Jefatura de Departamento de FCT, una figura de relación con las empresas, que asumiría las mismas tareas ya definidas para la Jefatura de estudios de FP o la Jefatura de estudios del Departamento de FP: relación con la empresa a todos los niveles (preparación de prácticas, consecución de plazas para FCT) y responsabilidad de FP Dual, de la orientación laboral en FP, así como de la bolsa de trabajo y acceso al mundo laboral.
    • Garantizar y velar por parte de la Administración por un correcto reparto de las plazas en las empresas para el alumnado de los centros públicos de FP que realice FCT. Se propone la creación de un portal compartido, dirigido tanto a las empresas como a los centros educativos, para facilitar la información y los contactos, y gestionar correctamente los convenios y las estancias en empresas.
  5. Tarea educativa
    • Revisar el sistema de provisión de puestos de trabajo, tanto en el caso de los funcionarios de carrera como interinos.
    • Evaluar de manera efectiva la tarea docente, tanto por parte de la Dirección de los centros como por parte de la Inspección educativa, con el fin de que la competencia docente tenga como objetivo principal la mejora de la calidad educativa.
    • Revisar la gestión de la carrera profesional (en el sector público), de tal manera que la tarea educativa no se reduzca a la mera formalidad de transmisión de conocimiento.
    • Incentivar las estancias en empresas del profesorado en cualquier momento del curso académico, aunque se le tenga que sustituir en las tareas de docencia directa.
    • Favorecer las redes y la comunicación entre organizaciones educativas para compartir experiencias y materiales para desarrollar la tarea educativa, especialmente para el nivel de FPB.
    • Instar a la Administración educativa a incorporar el Job Shadowing como modalidad formativa para el profesorado.
    • Revisar la normativa de la implantación de la FP Dual, para establecer convenios entre la Conselleria de Educación y las organizaciones empresariales para desarrollar la FP Dual, de manera diferente al actual, puesto que, hoy por hoy, la responsabilidad única recae sobre los centros, que tienen que buscar las empresas y concretar el convenio. Entender la formación en alternancia como la FP que se realiza en periodos de tiempos alternos entre el centro de formación y el centro de trabajo. Proponer a la administración la utilización del convenio de prácticas no laborables para remunerar al alumnado de FP que desarrolle un trabajo en la empresa.
    • Formar y acreditar la totalidad del profesorado de la red de Centros que ofrecen de forma integrada FP del sistema educativo y para la ocupación para que puedan ejercer las funciones correspondientes en los procesos de evaluación, reconocimiento y acreditación de la competencia profesional adquirida por la experiencia laboral y el aprendizaje no formal. Mantener abiertas anualmente y en todas las especialidades las convocatorias correspondientes para posibilitar a todos los ciudadanos un procedimiento ágil para los procesos mencionados.
    • Revisar, por lo que respecta a las modalidades de Formación Profesional semipresencial y a distancia, las funciones del profesorado y favorecer su formación como tutor, para que pueda motivar al alumnado, facilitando la creación de un espacio donde poder compartir recursos comunes y experiencias.